Me vacunaron!

Sí, así como lo leen. Lo peor de todo es que, a pesar de que me avisaron que iba a doler, yo acepté!

Y ahora la culpa, el remordimiento...


Resulta que ayer me tocó retirar el resultado del chequeo anual que me hice por medio de la empresa que -dicho sea de paso- nos quiere bien sanitos.

La experiencia es buena, hacerse un estudio porque sí debería ser algo habitual para cualquiera, tanto como para estar a tiempo de cambiar algunos malos hábitos o afianzar los buenos (que generalmente son los menos).
No voy a transcribir todo lo que me dijo porque sería tedioso y no soy bueno generando monólogos entretenidos.

Dijo:
Nosotros cuando hacemos este tipo de chequeos nos abocamos a indagar sobre los "hallazgos", esas cuestiones que escapan a los parámetros normales establecidos.

Hasta acá la Doc hablaba con calma y yo no me sentía intranquilo, pero la frase estaba demasiado abierta!
De qué me voy a morir?


En tu caso tengo que hacerte ciertas recomendaciones -siguió-

Esto ya no era tan agradable.

Tenés que cuidarte...de no conducir cuando tomes alcohol y usar siempre cinturón de seguridad.

Y para esto me hice tantos estudios?

Claro! -me explica-
Es que tenés un riesgo cardíaco tan reducido que es más probable que te pise un auto a que tengas un fallo en el corazón.

:D

Ahora sí! Finalmente sonreí un poco más aliviado. Es que parece que los médicos tienen cierta tendencia a manipularnos como quieren y aprovecharse un poco de eso. Nos hacen pegar cada susto!

Me sugirió el tema del ejercicio, bastante pendiente, y el mejorar un poco la dieta. Con lo de la dieta no voy mal ahora que la compaño a mi mujer con la suya por su problemita de corazón. Así que queda la cuestión del deporte, ya estoy incripto en el gimnasio (hace dos años pagando una cuota ínfima) pero nunca lo usé. :P

La cuestión es que estoy bastante sanito, pero....

(siempre hay un pero)

...me estaban faltando algunas vacunas, esas que están fuera del calendario de vacunación. O mejor dicho, de las que zafamos por ser adultos y no darles bola.

Me faltaba un refuerzo de la Antitetánica, en el que estuve pensado (de casualidad) en estos días porque justamente me lastimé arreglando un poco el jardín de la nueva casa, así que en este caso estaba de acuerdo.

Al final me dieron la Doble Adultos (Antitetánica + Antidifteria) y la que corresponde a la Campaña Nacional para la Eliminación de la Rubeóla Congénita, de la cual me enteré en el Jardín del nene y la cual también había pensadodarme cuando tuviera oportunidad. Esta última protege contra el sarampión y la rubeóla, o eso al menos entendí.

Cuestión que me colocó la Doble Adultos en el brazo no-hábil porque se sabe que duele y puede provocar fierbre y la otra en el brazo restante...

Ahora sí, debo decir que molesta un poco (bastante), como que se siente la presión en el músculo. Hay que bancársela como un hombrecito pero como decía el Chavo, es que soy un machito chillón! ;D


Y vos, tenés las vacunas al día?

2 Comentarios:

Halle
16 de octubre de 2008, 13:16

Que buena noticia andar bien del corazón.

Yo tengo las vacunas al día, incluso algunas fuera del calendario (Hepatitis A, entre otras) y después de ver la publicidad en la tele me planteé ir a vacunarme contra la Rubeola. Hay tiempo hasta fin de mes si no me equivoco, así que cuando consiga tiempo y lugar supongo que lo haré.

Guty
17 de octubre de 2008, 15:43

A mi no me clavan una aguja ni en pedo. A lo sumo me podrán sacar sangre, pero meterme algo, ni loco.
Igual hay que vacunarse, no sea cosa de pescar alguna cosa de esas que andan flotando por ahí.

Publicar un comentario

Sirvasé comentar con respeto, caso contrario su opinión será inmediatamente enviada a lo más recóndito de la web, allí donde el sol no suele alumbrar.

Muchas gracias!