Pena de muerte. Votá!

Parece que los Argentinos tenemos esa maldita costumbre de simplificar todo, reducir a la mínima expresión los problemas no-matemáticos.

Hace unos días escuchaba a J.P. Varsky en la Rock & Pop y, en un buen análisis, decía que en temas delicados como la Seguridad -en realidad la falta de ella- se tiende a futbolizar la cuestión, ya sea con una encuesta del tipo:
  1. Sí a la Pena de Muerte
  2. No a la Pena de Muerte
O cualquier otra "herramienta" que permita convertir un sentimiento de desprotección válido en uno de venganza, sin pasar por un gris ni detenerse a ver el porqué.

Estoy bastante de acuerdo con lo que se decía, y me pregunto cuándo llegará el día en que los integrantes de este País, al que quiero tanto, se pongan realmente a pensar. Porque nadie puede afirmar que sugerir la Pena Capital es una opinión lo suficientemente revisada, analizada.

Desde hace varios días han salido toda clase de "individuos famosos" -según la clasificación de sus interlocutores- a pedir (aunque después se retracten) penas durísimas contra los que están cometiendo delitos.
Lo lamentable de todo esto es que después nos encontramos con las calles llenas de enanos fachos que son alimentados por la exposición que estos "famosos" -junto a sus opiniones- tienen en los medios, todos ellos escudándose en la "honestidad" de sus dichos.

Muchas veces se escucha frases como "no puedo ser hipócrita y digo lo que siento"...

Señores, nadie les pide que mientan sobre lo que "sienten" pero justamente los sentimientos son muy malos consejeros y nunca deben ser utilizados para decidir sobre la vida de los demás.

En pocos días se cumple un nuevo aniversario del comienzo de la peor época de nuestra historia, la que nos sumergió en las sombras y permitió que sucedieran las peores aberraciones que puede sufrir un ser humano.
Justamente se instauró un día por la MEMORIA para que cosas semejantes no vuelvan a ocurrir jamás.


Lo que ocurrió ayer es una muestra de la falta de "realidad" que tienen algunos.

Hicieron una marcha por la seguridad, pero termina pareciendo un discurso político más.

Me gustaría hacer una lista de "pendientes" importantes antes de hablar de penas duras, muerte y colimba...

  • Más y mejores escuelas.
  • Programas de estudio acordes al tiempo que vivimos.
  • Mejores profesores y maestros, capacitados y bien pagos.
  • Hospitales adecuados y con insumos.
  • Profesionales de la salud comprometidos con su tarea.
  • Planes de "trabajo", no planes sociales sin retribución.
  • Vuelta de la "Escuela Técnica" y de Oficios. También adecuada al presente.
  • Obligatoriedad de realizar "Trabajo Comunitario" a todos los egresados de escuelas Secundarias y Universidades.
  • Policía capacitada, con aptitudes físicas y mentales completas. Bien remunerada.
  • Sistema judicial con menor burocracia y mayor aporte de presupuesto. La realización de juicios express, para delitos comprobados in-situ o de crímenes "aberrantes".
  • Juicio político a los jueces que permiten la salida de los criminales.
  • Combatir sin tregua el narcotráfico, en especial el Paco. Ayudar a los adictos.
  • Quitar definitivamente a la Religión de todo lo que sea "Estado".
Desde ya pueden comentar, tanto si están de acuerdo o no. Esto es parte de lo que pienso y no tiene porqué parecerle bien a todos.

Me gustaría recomendar algunos artículos de blogs amigos acerca del tema, en primer lugar un post de Milenius donde comenta sobre los dichos de algunos "Famosos" y también el de G-fer donde analiza la marcha de ayer.

Lo gracioso:

Rolando Hanglin consultado telefónicamente por las "Mañaneras" donde abogó por la vuelta del Servicio Militar Obligatorio, cuando Trapani le preguntó si el lo había cumplido, la respuesta fue:

-No, me salvé por número bajo...-

IM-PRE-SEN-TA-BLE

Y me pregunto, para más adelante, esta gente que reclama seguridad no tendrá nada que ver con los pibes que hacen fiestas de alcohol, los que matan al volante o los que hacen "bully"?
No sé, no nos olvidemos de las demás culpas...

8 Comentarios:

Guty
19 de marzo de 2009, 20:04

RH se salvó de que se lo empomen en la colimba. Yo me salvé por una ley que exceptuaba a los hijos de los caídos en Malvinas, aunque no pude librarme de la revización.

Patricio de Moreno
23 de marzo de 2009, 17:06

Qué hipócrita Ronaldo Hanglin.

¿Qué es eso de la revización?

Saludos!

Halle
23 de marzo de 2009, 19:51

Estoy muy de acuerdo en casi todo lo que decis. Nomás quiero acotar algo que me resulta gracioso. Como Rolando Hanglin, la mayoría (Por no decir todos) los que quieren que vuelva el servicio militar, son los que se salvaron. Pocos oí que la hayan hecho y crean que debe volver.

Ahora que vuelva! Total yo ya estoy viejo! jejeje ;)

Patricio Germán Caraballo
23 de marzo de 2009, 20:31

@Halle: Dale vivo, así lo tengo que hacer yo, no? :)

Sergio Berton
23 de marzo de 2009, 22:26

@Guty: La verdad que las cosas que uno escucha acerca de la Colimba hacen que piense en lo contrario en cuanto a la formación de "hombres". Yo me salvé porque el turco la sacó cuatro años antes. Recuerdo que ya estaba haciendo planes para "posponer" un años los estudios. La verdad lamento lo que pasó con Carrasco y en cierto modo agradezco la decisión que se tomó a raiz de ese crimen.

@Patricio: La "revisación" supuestamente era una simple revisión médica para constatar la aptitud física de los ingresantes, dado que el entrenamiento -hablamos de lo ideal- sería muy estricto. Pero en realidad era otra de las humillaciones por las que hacían pasar a los conscriptos, en especial siempre rumoreaba acerca del OAD que era la manera de identificar y hechar a los homosexuales (Orificio Anal Dilatado). Así que imaginate el tipo de "revisación" que hacían. Un horror!

@Halle: Lamentablemente es un pensamiento de muchos y no sólo en este tema, suele ocurrir también con la fecha que se recordará el día 24 (mañana). Momentos que ha pasado el País mirando hacia un costado porque a "esa gente" no le pasaba nada, lo mismo que "salvarse" de la colimba.
Mi viejo, por ejemplo, hizo la conscripción pero se "acomodó" porque tenía un militar conocido y le habían asignado tareas de reparación/cocina/etc. Nada que ver con los que estaban en el campo siendo humillados.

En definitiva no creo que vuelva jamás, pero me sigue pareciendo pésimo el hecho de que se apoyen semejantes ideas.

Gracias por los comentarios!

Patricio Germán Caraballo
23 de marzo de 2009, 22:32

@Sergio Berton: Gracias por la info!

G-Fer
27 de marzo de 2009, 03:13

Sergio, gracias por el enlace.

Yo sí hice la colimba: 22 meses y medio, mitad en el Batallón de Comunicaciones 601 (que en ese entonces estaba en City Bell, cerca de La Plata) y en el Distrito Militar La Plata, y la otra mitad en una estación de Guerra Electrónica en Puerto Santa Cruz, en el paralelo 51, justito enfrente de Malvinas. Lo único que aprendí fue a usar algunas armas y el radiogoniómetro (cosas de la vida, mi viejo fue operador de radiogoniómetro cuando hizo "la mili" en España, a fines de los '40). El resto fue sufrir humillaciones por parte de suboficiales y oficiales... Como que no me sirvió de mucho.

Sobre los planes asistenciales: a los únicos que les gustan es a los punteros, que suelen tener sus testaferros que cobran varios para él a cambio de una pequeña comisión. A la gente pobre tampoco les gusta, ellos quieren laburar. Eso de que los pobres no quieren laburar es un invento de ya sabemos quienes. Para muestra, "La dignidad de los nadies", el excelente documental de Pino Solanas.

Sergio Berton
27 de marzo de 2009, 23:36

De nada, es un gusto leerte aunque no pase tan seguido a comentar por allá. ;)

Es muy interesante lo que aportás sobre el servicio militar. Lamentablemente los que hablan es porque no lo sufrieron.

Lo mismo sobre el trabajo, conozco a gente que recibe plan trabajar y el problema es con los punteros, la gente quiere y necesita trabajar.
Dudo mucho que los índices de seguridad fueran los mismos si no faltara laburo digno.

Gracias por pasar!

Publicar un comentario

Sirvasé comentar con respeto, caso contrario su opinión será inmediatamente enviada a lo más recóndito de la web, allí donde el sol no suele alumbrar.

Muchas gracias!