Opiniones encontradas respecto a las descargas

En el día de ayer me encontré con un post de Hernán Casciari que llegó a la portada de Menéame, donde hablaba de un "compromiso" frente a la designación de la nueva Ministra de Cultura de España.
Hernán habla de que le gustaría poder "pagar" para que el beneficio le llegue al creador de la cultura que consumimos, sean series, libros o cualquier otra.

Cabe aclarar que la ministra se ha declarado a favor del canon y en contra de las conexiones rápidas de Internet porque -dice- fomentan la piratería. (?)

Creo que Casciari  equivocó bastante el modo en el que trató de justificar su posición y terminó insultando a quienes piensan que los creadores reciben suficiente por sus obras y que deberían cambiar el modelo de negocio para no seguir alimentando a los intermediarios.

Esto generó, sin mención directa, un post de Enrique Dans -con el cual concuerdo- donde pone de manifiesto que el antigüo modelo de las industrias del entretenimiento ha caducado y debe replantearse por completo.

Las series que vemos y descargamos ya están pagas, se han vendido a canales Premiun y en otros casos se financian con publicidades carísimas. Algo similar ocurre con la música, ya que hoy en día cualquier banda puede autopromoverse y ganar lo suficiente con sus presentaciones, mucho más de lo que les puede brindar una discográfica y sin perder la libertad.

Las descargas no son el problema y eso debería estar clarísimo, si en cambio quieren generar contenido de calidad con valor agregado seguramente la gente que pueda pagará por obtenerlo. De otro modo están condenados.


Les dejo los dos enlaces para quienes quieran ver ambas entradas y tal vez entender un poco más cual es la postura de los que nos negamos a pagar por algo que se puede conseguir gratis o que no tiene mayor valor agregado en sí mismo.

1 Comentarios:

Guty
24 de abril de 2009, 11:00

Me gusta la respuesta de @edans. Lo que veo es que cada uno encaró la cosa de manera distinta, pero es innegable que el modelo de subvenciones es obsoleto.
Yo apoyo a Hernán en su posición de estar dispuesto a pagar por lo que uno usa, aunque como dice Dans, esta no es la mejor de las opciones.

Publicar un comentario

Sirvasé comentar con respeto, caso contrario su opinión será inmediatamente enviada a lo más recóndito de la web, allí donde el sol no suele alumbrar.

Muchas gracias!