Accidente a lo Wolverine

El miércoles pasado salí de trabajar a las seis de la mañana, con el apuro de siempre para llegar a casa tipo siete y así llevar a Ian al colegio.
De esta manera le quito la responsabilidad a mi mujer que tendría que preparar al bebé para llevarlo ella.

Si hay algo que siempre comento es que el turno noche suele ser un problema grande, tanto de salud como para realizar las actividades cotidianas. Salir de trabajar tan temprano y con sueño hace que uno tenga más posibilidades de que le pase algo en el camino, siempre lo tuve en cuenta, pero a partir de ahora mucho más.

La cuestión es que caminé las diez cuadras desde la puerta del trabajo hasta la parada del colectivo, casi llegando a la parada veo que el colectivo estaba todavía detenido pero me faltaba cruzar. Así que me asomé a la calle con cuidado y aproveché que un auto me dió el paso para cruzar corriendo. Cuando estoy llegando del otro lado escucho un frenazo y veo que una moto se me viene encima...pumm, golpazo...

En el preciso instante en que escucho el chirrido -que anticipa un accidente- y giro la cabeza para ver, se pone en funcionamiento aquel mecanismo en el cerebro que hace que uno sienta como el tiempo reduce su velocidad y hasta nos da tiempo para pensar...aunque lo único que pensé fue en verme muerto.

No recuerdo bien lo que sucedió, de hecho el miedo no suele paralizarme como podría pasarle a otro, a mi me sucede todo lo contrario, suelo actuar de manera rápida y sin pensar demasiado.

De los pocos recuerdos que tengo, la rotura del espejo de la moto contra mi cuerpo es uno de ellos, también sentí el golpe de la rueda contra mi pierna y -tal vez- la rotura del guardabarros de la moto. Creo que no caí al suelo, no salí despedido, por suerte la moto había desacelerado bastante, aunque no lo suficiente.

Así golpeado me aparté de la calle y viendo que no estaba bañado en sangre seguí hasta la parada del colectivo y me subí, no sin antes insultar al estúpido de la moto que hizo una maniobra pésima para adelantar al colectivo detenido.

El motociclista que me vió correr no atinó a ayudarme, sólo me miró asombrado y cuando tuvo oportunidad se dió a la fuga. Típico de estos casos, atropellar y abandonar. Suerte que no fue más grave.

Lo que no voy a olvidar nunca es la cara del colectivero y los pasajeros que me miraban como si hubieran visto un fantasma. Estaban medio aterrorizados y sorprendidos.

El conductor me sugirió que me bajara en el hospital, pero yo seguía con la idea de llegar a casa y el miedo mismo me impedía hacer otra cosa.

Así fue que seguí viaje y apenas unos minutos después empecé a sentir el dolor, por todas partes. Dolor en el pecho, donde después encontraría un golpe muy fuerte sobre mis costillas, también en el codo derecho que quedó todo raspado y donde -supongo- pegó el espejito que le rompí a la moto. En la pierna izquierda tengo el raspón de la rueda a través del Jean, bastante doloroso. Tengo aún inflamado un golpe arriba del tobillo donde seguramente me golpeó el eje de la rueda.

Cuando llegué a casa me tomé un anti-inflamatorio y me tiré un rato en la cama, mientras tanto mi mujer llevaba al nene a la escuela.
Ella no podía creer los golpes que tenía y menos aún la historia, no porque no fuera cierta sino porque no me quedé tirado y no fuí al hospital.


Repito, no es algo que haya hecho con absoluta conciencia, simplemente en momentos así me salen las cosas y ya. Obviamente después me sentí bastante mejor y me dí cuenta de que no tenía lesiones graves. Pero los dolores seguían y a la noche falté al trabajo para no pasarla tan mal.

Hoy estoy mucho mejor, los moretones están tomando el color amarillo típico de cuando se disuelven y la inflamación es mínima. Sólo quedan los raspones y el susto encima de semejante situación.

A pesar de que alguna vez pensé en comprarme un ciclomotor para ir a trabajar, soy de los que ODIAN las motos. Hoy el sentimiento se acrecentó, hay mucho estúpido en dos ruedas, más aún desde que los ciclomotores del tipo 110 cc han bajado bastante de precio.


Y esa es la historia de cómo detuve una moto con el cuerpo y no me pasó nada. :P

Está bien, está bien, prometo tener más cuidado y no confiarme porque hay mucho boludo suelto.

Gracias a los que se preocuparon y los que leyeron hasta el final. ;)

9 Comentarios:

Halle
3 de mayo de 2009, 17:26

Que mierda, che. Te salvaste de pedo de algo que podría haber sido mucho peor.

El otro día leí un tweet sobre detener una moto con el cuerpo, pero no lo entendí ni tenía tiempo de analizarlo. Que mala leche.

Espero que ya no duela tanto, no te voy a aconsejar sobre que debiste o no hacer (cofcofsacarleunosmangosdelsegurocofcof) porque ya sos grandecito.

A mirar mejor al cruzar la calle, un abrazo!

Patricio de Moreno
3 de mayo de 2009, 17:28

Que hijo de puta el de la moto, así está el país :(

Saludos y suerte Sergio!

PD: Para que te recuperes mejor, hice 2 plics :P

Tiburina
3 de mayo de 2009, 21:12

Estás loco, deberías haberte bajado en el hospital de verdad.

Las motos realmente no me gustan para nada, tanto para el que puede tener un accidente como vos o para el que la maneja que va muy expuesto.

Que te recuperes pronto.

Sergio Berton
3 de mayo de 2009, 22:06

Halle: La verdad tratar de hacerle quilombo a alguien así es al pepe. No tienen seguro, no sé si se lo exige la ley o no, y perdería mucho más teniendo que ir a declarar y todo eso.
Justamente lo que tienen de malo las motos es que aceleran a fondo y se meten por los huecos más recónditos.
Gracias!

Patricio: Gracias, casi, casi, que siento los plics. :P Aunque no cubran ni una curita. Todo sirve.
Gracias por la onda.

Tiburina: Sí, lo de loco es así, pero son mayormente reacciones que me salen así. Obvio que si estaba peor me bajaba de una o pedía ayuda, porque si no la pedís nadie te da bola.
Gracias por los deseos!

Jai
4 de mayo de 2009, 14:08

Las motos terminaron convirtiéndose en un peligro porque jamás fueron correctamente reguladas. Andan sin casco, sin luces y en el mejor de los casos con la patente dada vuelta para que no los multen; y se meten por cualquier lado como si anduvieran en un vehículo inofensivo. Mi vieja me salvó una vez de un enajenado que quiso pasar en el trecho que quedaba entre la vereda y el colectivo del que nos bajábamos a mil por hora. Yo venía bajando primero y era muy chica para mirar y ella atinó a verlo y sujetarme antes de que el hijo de puta me levante para la mierda. Por supuesto el tipo jamás tuvo la intención de bajar la velocidad o parar para ver si estaba todo bien. Y ni hablar de los que encaran a los colectivos, no sé si se creen que andan en una todo terreno o algo por el estilo.


Ahora bien...

Que no te vea el loco de Hullabalooza porque terminás parando motos con el cuerpo y todos sabemos cómo continúa esa historia...

Dark Knight
4 de mayo de 2009, 17:21

Que feo que el boludo de la moto ni siquiera parara para saber si estabas bien, por más que hayas podido subirte al bondi, pero hay cada nabo dando vueltas, lo importante es que estas vivo y con los huesos enteros :D un abrazo.

Sergio Berton
4 de mayo de 2009, 23:56

Jaina: Es verdad, hay mucha falta de regulación, pero de por sí es un vehículo muy inseguro, tanto para el que conduce/acompaña como para el peatón. También suelen causar miedo en quien maneja un vehículo más fuerte porque es un riesgo la posibilidad de hacerles daño.

De hecho podría sacar dinero...mmmm

Gracias por pasar!

Dark Knight: La verdad que no me quejo, justamente por eso hago el chiste de Wolverine. :P
Tengo la suerte de sanar bastante rápido y a menos de una semana de aquello, ya se están descascarando las heridas.

Gracias por la onda!

Nick
5 de mayo de 2009, 00:34

Que garrón, menos mal que no pasó nada grave. Filmemos una película... "Blog-Men" jajajj

Que bueno que es poder reirse de estas cosas.

Con el final de tu post, eso de parar la moto, me hiciste acordar a la propaganda que hablaban de un marciano que hacía cosas con un gesto, por ejemplo paraba un colectivo con un gesto y cuando lo muestran se le viene el colectivo encima y con el gesto no lo para :D

Sergio Berton
5 de mayo de 2009, 01:49

Y podría ser...

Halle ya tiene partes de metal en su cuerpo, yo puedo sanar como Wolverine, nos falta Cíclope, Bestia y un par de chicas. ;) ;)

Claro, esa publicidad!

Jajajaja


Gracias por comentar!

Publicar un comentario

Sirvasé comentar con respeto, caso contrario su opinión será inmediatamente enviada a lo más recóndito de la web, allí donde el sol no suele alumbrar.

Muchas gracias!