La Universidad "Vida Cotidiana" responde

Justo me puse a leer el diario Clarín y veo que aparece la siguiente nota:

Los seis errores más comunes que cometen los padres a la hora de alimentar a sus hijos

Por eso me decidí a responder con mi título de Padre, otorgado por La Universidad de La Vida Cotidiana.
...los estudios realizados sugieren que hacerlos participar en la preparación de la comida es un importante primer paso para lograr que prueben platos nuevos.
Eso siempre y cuando uno esté dispuesto a ingerir delicias como:
  • Milanesas de arena.
  • Puré de barro.
  • Fideos de plastilina.
  • Etc.
Por lo que el primer punto carece de sustento.
Los estudios muestran que los chicos reaccionan de forma negativa cuando los padres los presionan para comer algo, aún si la presión supone una recompensa posterior.
Tiene algo de sentido, ya que como padre me he visto en el brete de tener que obligar a mi hijo a comer manjares como: Salchichas, Hamburguesas, Bocaditos de pollo (en forma de patas), y muchas otras cosas que suelen comer los chicos con mucho gusto.
Pero no es posible "no-obligar" ya que esto terminaría en situaciones de abstinencia poco sanas.
...una gran cantidad de investigaciones muestran que si un padre restringe un alimento, el chico lo querrá más todavía. El consejo para los padres es entonces no llevar al hogar alimentos que tendrán que restringir.
Como se nota que los "investigadores" no son padres!
Es obvio que uno va a tener que "restringir" ciertos alimentos y a tratar de ordenarlos. Tampoco es posible no tener ciertos alimentos (que suelen salvarnos en un apuro, llámese comida chatarra) porque a estos proyectos de adultos se les ocurre comerlo a cualquier hora...
Más de una vez hemos necesitado algo bien chocolatoso en un momento determinado en el que no podemos salir a comprar. Hmmmm, chocolate!
Un estudio de la Universidad de Rutgers sobre preferencias de alimentos de los padres y sus hijos descubrió que los preescolares tienden a preferir y rechazar las mismas frutas y verduras que les gustaban o no a sus padres.
Salud!
Por favor! Quién rayos conoce a esa universidad?
Tampoco esto es cierto, mi hijo me ve comer cosas (no muchas) que no son habituales en su dieta y sin embargo ni las prueba.
Servir verduras aburridas.No es de extrañar que los chicos se muestren reacios a comerlas. Los nutricionistas sostienen que los padres no debieran tener miedo de "adornar" a las verduras.
Este punto parece de publicidad, donde muestran que una madre (muy bella como para serlo) hace trenecitos de verduras y el bebé/niño las come como si fueran parte de la bolsita/cajita/mágica/feliz de un local de comidas rápidas. :P
Las preferencias que tienen los chicos en materia de alimentos cambian por lo general. Es por ello que los padres deben seguir preparando alimentos sanos para sus hijos y seguir poniéndolos en la mesa, aún si se niegan a probarlos.
Si al menos el perro después comiera "esas" sobras tan "sanas"...
Pero ni eso, las ensaladas terminan siendo ingeridas por los adultos a los que la idea tampoco los convence demasiado. ;)


Yo creo que no hay que fastidiarlos tanto con el tema. Mientras estén sanos y no coman porquerías constantemente. Es cuestión de sentido común, claro, como si se encontraran latas de "sentido común" recién ordeñado...
Ya vemos que en su época Popeye trató de hacernos comer esas exquisitas espinacas sin resultado alguno. Hoy en día nos asustan con temas como el cáncer de cólon y otras cosas, pero nosotros seguimos firmes comiendo nuestro asado del domingo sin verduras y con la mayor cantidad de grasa posible.

 Mirelos, que contentos...

Y los Universitarios, que se vayan a la remismísima Universidad que los aprobó!

2 Comentarios:

Guty
20 de septiembre de 2008, 21:18

Al igual que las publicidades de Fernet, vi este post antes que salga al público :)
Sobre el tema de tu nota, te cuento que cuando nació Ezequiel, como padres primerizos, Inés y yo teníamos muchísimas dudas, tanto así que nos compramos un libro de recetas para cocinarle al bebé.
Lo único que sacamos de ahí fue un flan de pollo que no lo comía ni el perro.

sergiob
21 de septiembre de 2008, 14:49

Es que ese Bug del Blogger me tiene loco.

Hay que:

1. Guardar como borrador
2. Colocar fecha posterior a la actual
3. Publicar

Y si uno desea editar, debe:

4. Volver a guardar como borrador
5. Volver a publicar

Porque si uno edita y luego publica, el blogger lo pasa directo a la portada. :P

Sobre la comida, puedo decir que nosotros también tenemos decenas de libros de cómo cocinar (sobre eso se viene un post un poco más elaborado) y ni hablar de los que "enseñan" a ser buenos padres, algo que nunca logramos y que estoy seguro mi hijo me va a recriminar como yo lo hice con mi viejo.

El hombre no sabe ser padre/madre, sólo que las mujeres tienen ese "instinto" que las ayuda. :P

Saludos!

Publicar un comentario

Sirvasé comentar con respeto, caso contrario su opinión será inmediatamente enviada a lo más recóndito de la web, allí donde el sol no suele alumbrar.

Muchas gracias!