Calculadora HP 48G

Aún no encuentro la manera de agradecerle a este aparato el haberme ayudado a aprobar tantas materias en los últimos años de la secundaria. Y eso que no le dí la posibilidad de ayudarme en la facultad, la pobre no tuvo ocasión porque nunca curse una materia completa, pero esa es otra historia...

Esta maravilla de la tecnología llegó a mis manos allá por el año '97, si no me equivoco, de manos de un compañero que la vendía porque le habían traído otra desde Estados Unidos. Justamente la cambiaba por un modelo "superior", que traía 128 kb -sí, oíste bien KB- de memoria, lo que era una barbaridad! Remember Bill Gates?


El modelo que le compré yo tiene 32kb y no tiene el puerto de expansión de la HP48GX (128kb) con el cual se podía agregarle 1MB, casi un diskette!

Claro que para una calculadora científica eso era más que suficiente, tanto que fue mi primer contacto con líneas de código, en ella programé por primera vez, sin contar los programas en logo.

Logré crear una aplicación que, ayudada por las teclas "inteligentes", solicitaba una contraseña al querer realizar cualquier acción después de encendida y que en caso de no ingresarla correctamente, apagaba la calculadora sin permitir ninguna otra acción. Claro que la contraseña era texto dentro de la misma aplicación y además tenía una combinación extraña de teclas para desbloquear el programa, por si las moscas...

El único problema es que tuve que leerme todo el libro en inglés, con el conocimiento básico que tenía, e ir adivinando para qué servía cada función, a veces hasta mirando cómo se aplicaba en otros programas.



Puedo asegurar que se puede hacer casi cualquier cosa con ella, desde resolver equaciones de todo tipo, ingresar en modo "equación gráfica" que muestra los símbolos tal cual uno los escribe en la vida real, graficar todo tipo de funciones (hasta en falso 3D), o mismo editar nuestros propios gráficos.


Tanto así que la utilizaba como ayuda memoria (machete, chuleta, etc) y dedicaba tardes enteras a dibujar ejes, funciones, y todo lo que me pudiera hacer falta en un exámen complicado. Eso sí, para graficar había algunas funciones automatizadas (línea, círculo, cuadrado, etc) pero a veces tenía que dibujar pixel por pixel, eso era trabajo de esclavo!

Como en aquella época Internet era cosa de lujo, era complicado bajarse programas, sin embargo quien podía lo hacía y después nos lo pasaba por medio de infrarojos, en una operación que todo llamábamos "relaciones" entre calculadoras.

Así nos hacíamos de una especie de "mini Notepad" llamado Look, que permitía tener apuntes con font en tamaño reducido, todo guardado en la "extensa memoria" de la calculadora.
Otras utilidades, como podrán imaginar, eran los juegos con los que condimentábamos los ratos de ocio escolar.

A pesar de todo muchas veces llegaba a Marzo/Junio a rendir las materias porque la calculadora no hace todo y los conceptos hay que aprenderlos, a pesar de que el día de hoy no los recuerde y si lo hiciera fueran totalmente inútiles...pero ese también es otro tema.

Dentro de la colección de utilidades incluídas dentro de la calcu, estaba la librería de equaciones, donde estaban las funciones con sus variables y hasta un gráfico a modo demostrativo.





Finalmente les dejo una foto completa, incluyendo la tabla de derivadas e integrales usuales. Dedicada a Halle que había publicado la suya.


Espero que les haya gustado y por las dudas les digo, no está a la venta! ;)

3 Comentarios:

Dark Knight
25 de junio de 2009, 14:53

Nah, que buena onda, si algún día cursara una materia que necesite de una calculadora me compraría una así :P
Que cosa loca lo del espacio no? hoy en día 32Kb no sirven ni para un chip de celular.

Halle
25 de junio de 2009, 15:03

Siempre quise una calculadora que grafique, ahora con el iPod ya tengo esa necesidad cubierta.

No tenía idea que existiera tal cosa, que aparte de calculadora sirviera para programar.

PD: El post de tablas de derivadas e integrales es uno de los más visitados del blog.

Plics

Guty
27 de junio de 2009, 22:16

Me encanta esa calculadora. Hace un tiempo había posteado sobre la mía, una Texas Instruments que también me acompaño durante gran parte de la secundaria y toda la universidad.
Esos RIP gadgets son responsables en gran medida de lo que uno es, o dejó de ser.

Publicar un comentario

Sirvasé comentar con respeto, caso contrario su opinión será inmediatamente enviada a lo más recóndito de la web, allí donde el sol no suele alumbrar.

Muchas gracias!